CORAZONES DE ALCACHOFAS CON SALSA DE CÚRCUMA

Ingredientes ecológicos para 2/3 personas:

  • 4 alcachofas por persona
  • 1 manojo de ajos tiernos
  • 3 cebolletas tiernas o calçolts
  • 3 patatas medianas
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharadita de tomillo
  • 1 cucharadita de pimienta
  • Sal marina de proximidad o sal del Himalaya
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Agua alcalina o de manantial

 

Preparación:

Pela las alcachofas hasta dejar solo los corazones limpios y, a medida que lo hagas,  sumérgelos uno a uno en un bol con agua y unas ramitas de perejil o medio limón para que no se oxiden. En una cazuela lleva a ebullición agua y sal; cuando el agua comience a hervir, añade los corazones de las alcachofas. Mientras tanto, pela las patatas y córtalas en dados, ponlos en una cazuela con agua, sálalos y cuécelos hasta que estén hechos pero no deshechos. Pela y pica los ajos tiernos y las cebolletas (o calçots), saltéalos en una sartén en la que habrás calentado el aceite necesario y salpimiéntalo todo. Cuando los ajos y las cebolletas estén tiernas, añade la cucharadita de cúrcuma, rehoga el guiso vertiendo un poquito de agua y cuécelo durante un rato hasta quede como una salsa espesa.  Cuando esta salsa se haya ligado, bátela y, si fuese necesario porque ha quedado demasiada espesa, añade un poquitín de agua caliente para aligerarla, pero con cuidado de que no sea demasiada para que no pierda el sabor. Escurre muy bien los corazones de alcachofas. Escurre los dados de patatas y saltéalos en una sartén con un poco de aceite, la pimienta y el tomillo. Calienta los platos, extiende la salsa de cúrcuma en el fondo de cada uno y dispón sobre ella y a tu gusto los dados de patatas y los corazones de alcachofas.

TRUCOS:

  • Pulveriza o pinta con un pincel cada corazón de alcachofa con aceite de oliva para que queden brillantes sin estar engrasados.
  • Si a la hora de escurrir los corazones de alcachofas, los pones boca abajo, se escurrirán mejor.

 

 

Anuncios