CREMA LIGERA DE ESPINACAS Y ALMENDRAS

Ingredientes ecológicos para 2/3 personas:

  • 500 gr. de espinacas frescas
  • 50 gr. de almendras crudas y peladas
  • 1 cucharadita de comino en polvo
  • 1 pizca de nuez moscada rayada
  • Sal del Himalaya o marina de proximidad
  • Pimienta blanca al gusto
  • 50 cl de aceite de oliva virgen extra
  • 200 cl de agua alcalina o de manantial

 

 

Preparación:

Lava bien las hojas de las espinacas. Escurre y aclara las almendras que habrás puesto a remojo durante 6 u 8 horas para activarlas y tritúralas con los 200 cl de agua limpia, el comino, la nuez moscada, la sal, la pimienta y el aceite. Vierte la leche de almendras que acabas de hacer en una cazuela y deja que cueza a fuego lento hasta que alcance el punto de ebullición. Cuando rompa a hervir, añade las hojas de las espinacas ya limpias. Tapa la cazuela, apaga el fuego y déjalas cocer en la leche de almendras durante tres o cuatro minutos, cuidando que no se deshagan para así aprovechar las vitaminas y sus nutrientes. Tritúralo todo, rectifica a tu gusto de sal y pimienta y/o de algún otro ingrediente y de agua para conseguir la consistencia que más te agrade. Si quiere, puedes decorar los platos con unas semillas de sésamo o alguna otra de tu elección para darle a la crema un puntito crujiente.

TRUCO:

Si rayas la nuez moscada al momento, disfrutarás de la explosión aromática que nos ofrece.

 

 

Anuncios